PUNTO DE VISTA

Venezuela, un caso único

Venezuela, un caso único
lunes 26 de septiembre de 2022

Es cierto. Venezuela es un caso único como país de la América Latina. Es la fuerza de los hechos que lo confirma. No hay otro país igual. Pero adelantamos que no nos estamos refiriendo a las aseveraciones aquellas usadas en otras épocas, tan simplistas, sin fundamento alguno, como las que se sintetizan en aquella sosa afirmación, desmentida por las vicisitudes de este siglo, que: “el venezolano es del tamaño del compromiso que tiene delante”. País inmerso persistentemente, en una situación que comenzó a gestarse unas cuatro décadas atrás, con una problemática harto conocida, sigue debatiéndose en esta circunstancia que, a veces pareciera, sin embargo, estar alcanzando el inicio de su fin.  Lo que se llamó en otro momento, la luz al final de túnel.

El observador atento, sin ser muy perspicaz, voltea la mirada a todo el continente latinoamericano, busca la forma de vida de sus países, compara y casi que forzosamente concluye que sólo en Venezuela existe el escenario que exhibe con características muy de suyo, en las que su sociedad vista de conjunto no solo es protagonista, también es actora indebidamente propiciatoria.  

Aún ante la seguridad de un país único frente a sí en la América Hispana, el observador inquiere más, esta vez para averiguar el porqué del suceso nuestro. Pareciera difícil lograrlo con precisión. Así, frente al clamor colectivo y justo por el mejoramiento urgente de las condiciones de vida, fundamental pero no únicamente en lo económico, se contrapone un estilo de vida y unas costumbres distintas al resto de las sociedades regionales de idiosincrasia similar. Por ejemplo: en los meses antecedentes y en los días que corren, casi todos los fines de semana se presentan en Caracas, a casa llena, artistas extranjeros en lugares distintos y con tarifas de entrada al espectáculo, poco menos que prohibitivas para el venezolano común.  

Si, sabido es,  que no es la ciudad capital la vidriera donde se exhibe la verdadera situación económica del país. Sin embargo, son precisamente venezolanos comunes y corrientes, de a pie, incluso venidos del interior pueblerino, hasta en autobuses expresos en algunos casos, quienes llenan el amplio aforo donde se presentan los espectáculos. El público asistente es multiclasista si de poder adquisitivo hablamos. Nada de solamente gente “acomodada”. Artistas en retiro, algunos casi olvidados, tienen programados sus entretenimientos por estos días, porque dólares (o su equivalente en bolívares) para pagar la entrada hay; y parece que la recaudación de la taquilla debe ser muy buena por la constante visita de ellos que cruzan las rutas inter continentes. Todo esto sin menoscabo de la presencia de los virtuosos locales.

Y ahora, para que se entienda mejor, no se puede hablar como antes de país petrolero. La producción nacional aceitera a duras penas roza los setecientos mil barriles/día; lejos, muy lejos de los tres millones seiscientos mil y tantos diarios, hace tan sólo una década y media atrás.

¿Qué significa esto? ¿Será que el país “se arregló”? Nada de eso. Simplemente que, ante las grandes necesidades sociales, y por extraño que parezca, hay dinero circulante en la calle; de ese que los economistas monetaristas llaman M1. Con este se compra en los supermercados en un país donde la comida es de elevados precios si se compara, por caso, con sus pares estadounidenses. Aquí se consigue la nacional e importada de todo tipo y de casi todas las procedencias del mundo. País en donde hay bodegones cuya presencia en ascenso es franca. Donde hay de todo lo que usted desee…siempre que tenga buena capacidad de pago. Sin embargo, la situación económica del venezolano en general, no es buena. Hay precariedad y pobreza suficiente en la población. Por demás...

¿Qué sucede en este país llamado Venezuela, único en Latinoamérica, con seis millones y medio de nacionales idos al exterior desde el comienzo de la denominada diáspora, en el primer lustro de este siglo, en busca de mejor vida? Pero en el que amplios sectores locales gastan dinero al punto que, desde afuera, la afluencia de aprovechadores es elevada y constante…

Los estudios de los observatorios de economía y finanzas, que hay suficientes en el país, señalan varias razones. Pero los hechos son tercos y de poco valen las explicaciones que no terminan de convencer … A veces, contradictorias.

En un país donde faltan trabajo bien remunerado, servicios públicos eficientes como agua, luz y teléfono, con ausencia de asistencia a la salud; sin EDUCACION de calidad y estado de derecho pleno que garantice la inversión extranjera y tranquilidad ¿qué sucede ante el alto consumo que podría apreciarse como dinero que nos sobra? Parece no poder explicarse razón con precisión.

Se sabe sí, como verdad meridiana, casi visible a simple vista, que ante la situación preponderantemente económica que nos abate, lo que falta con urgencia absoluta es lograr un verdadero y satisfactorio escenario social, inclusivo; en el que el gobierno termine de entender que no hay vía idónea para alcanzar el bienestar bajo el control indebido de cualquier signo; en que los ciudadanos se aferren a un liderazgo social y político consecuente; de calidad; honorable para alcanzar el Poder; integrado por equipos incluyentes de gente instruida, educada; con un programa de gobierno razonado, creíble, factible de ejecutar… La sociedad de conjunto y con un norte común. 

Es, sin duda, ese escenario, la principal carencia en Venezuela... No se trata de que se asegure, con razón o no, que una inmensa mayoría es desafecta al gobierno y menos que se voceen consignas partidistas de otras décadas.  Porque con un insistente intento de partidocracia, por lo demás, más que desacreditada, no se puede lograr nada.  Entender esto y practicar una política decente es cardinal para ir TODOS, con dinero suficiente al supermercado y seguramente a un buen espectáculo que valga la pena.

 

¿Qué le pareció esta noticia?


Importante 0%
Interesante 0%
Útil 0%
Confuso 0%
Nada importante 0%
SEGUIR LEYENDO
ÚLTIMAS NOTICIAS