POR LA VIDA

Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono 2022

Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono 2022
viernes 16 de septiembre de 2022

Como cada 16 de septiembre desde 1994, hoy se celebra el Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono. En esta ocasión se recuerda cómo el Protocolo de Montreal puso fin a una de las mayores amenazas de nuestro planeta: el adelgazamiento de la capa de ozono.

La comunidad internacional se está movilizando para reducir las emisiones de sustancias que agotan la capa de ozono. Y esto ha sido posible gracias a las medidas tomadas en 1987 cuando se firmó el Protocolo de Montreal. 35 años después de aquel célebre evento, el tema para 2022 es ‘Protocolo de [email protected]: cooperación global para proteger la vida en la tierra’.

El Protocolo de Montreal impuso la eliminación del uso y la producción de un centenar de sustancias que afectaban al ozono atmosférico. Este acuerdo internacional fue firmado el 16 de septiembre de 1987. Y se lo considera el más efectivo de la historia a nivel ambiental. Mucho más que el de Kyoto.

El ozono es un gas que se encuentra a una distancia de entre 15 y 50 kilómetros de la superficie terrestre, en la estratosfera. La capa que forma nos protege de la radiación ultravioleta B (UVB). En la atmósfera la concentración de dicho gas es extremadamente baja. De hecho, solo hay una molécula de ozono por cada 10 millones de moléculas de otros componentes del aire.

En mayo de 1985, los científicos dieron la voz de alarma desde un artículo que publicaron en la revista Nature. Sus observaciones en la Antártida les permitieron concluir que la capa de ozono estratosférico había perdido más de la mitad de su concentración en el Polo Sur. El agujero era impresionante, tanto que casi igualaba la superficie de América del Norte.

También describieron los riesgos de esta situación para la salud humana. En particular con respecto al cáncer de piel y a las cataratas.

Los estudios concluyeron que, el origen de las sustancias que afectaban al espesor de la capa de ozono era del tipo antropogénico. Y que los principales culpables eran los gases que se utilizaban como refrigerantes. Principalmente, se identificaron como los más peligrosos a los CFC (clorofluorocarbonos) y a los halones (compuestos bromados).

Los líderes políticos reaccionaron rápidamente. Apenas dos años después de la publicación y de las denuncias de los científicos y de miles de activistas, la comunidad internacional se reunió en Montreal. Allí, los participantes firmaron el Protocolo de Montreal. La Unión Europea, junto con otros 24 países, fueron los firmantes originales. Pero con el paso del tiempo, se fueron adhiriendo las demás naciones.

Hoy en día, el Protocolo de Montreal ha tenido varias revisiones, pero es el único tratado ambiental internacional ratificado universalmente. Un estatus que fue alcanzado en 2009. El acuerdo impone la eliminación del uso y producción de un centenar de sustancias que agotan la capa de ozono. Para ello se impuso un calendario muy concreto. De hecho, los CFC desaparecieron oficialmente en 2009.

Gracias a ello, la capa de ozono está claramente en vías de recuperación. El problema es que los CFC y otras sustancias que agotan la capa de ozono tienen vidas atmosféricas largas. Las mismas oscilan entre 30 y 110 años. Por ello, todos los que se emitieron antes de su abolición seguirán actuando.

Los modelos predictivos apuntan a que en 2050 la capa de ozono se reconstruya. Pero el agujero aún persistirá hasta 30 años después, cuando desaparecerá por completo, siempre y cuando no nos volvamos a afectarla.

 

¿Qué le pareció esta noticia?


Importante 0%
Interesante 0%
Útil 0%
Confuso 0%
Nada importante 0%
SEGUIR LEYENDO
ÚLTIMAS NOTICIAS