Visión de futuro

Que Dios bendiga al REY

Que Dios bendiga al REY
viernes 09 de septiembre de 2022

La tradición inglesa ha mantenido durante siglos que cuando un rey o una reina fallece se dice la frase: “que dios bendiga al Rey” en sustitución a la expresión de pésame que usualmente utilizamos. La razón principal, según sus enseñanzas, es que lo más importante es la vida y continuidad del reino.

Dicho reino no queda exento del posible impacto psicosocial que causará la despedida de la reina Isabel II de Inglaterra, con grandes consecuencias no solo para Inglaterra sino para Europa y el mundo entero, como un efecto “dominó”. Sin embargo, hay un análisis profundo de una verdadera situación  que vamos a compartir.

El reinado de Inglaterra es un  modelo  psicológico  para un pueblo generacionalmente acostumbrado a una escenografía de realeza mágica y gigantesca, envueltos en coloridas imágenes con propósitos de dominio, configurando y estructurando las mentes de sus pobladores para apegarlos emocionalmente a una permanente ilusión de majestuosidad y realce de la belleza real en todas sus manifestaciones.

Aunque el pueblo no tenga acceso a tales riquezas, sus imágenes mentales se mantienen en una constante ilusión y serena adaptación que, con el solo hecho de disfrutar de un escenario real que está presente y al alcance en su entorno, ha ido creando una colectiva aceptación frente a un escenario que tratan de preservar y defender para mantener viva su ilusión.

Está en el ADN de los ingleses como testigos presentes y en el mundo como testigos virtuales, conduciendo a una transferencia genética responsable del fortalecimiento de su permanencia a través de los siglos.

El mundo en su acelerada dinámica social ha producido grandes y violentas transformaciones psicológicas en el comportamiento humano y un nuevo orden se asoma rompiendo las estructuras tradicionales. La adaptación psicosocial cada vez se hace más difícil y la nueva generación está incrementando la deficiencia de su salud mental, especialmente en los niños y los jóvenes. El mundo siente la presión constante e Inglaterra no queda exenta de ello.

Sin embargo, el fallecimiento de la reina de Inglaterra, Isabel II, que durante 70 años supo mantenerse frente a todos los cambios psicosociales de la humanidad, nos asoma una posibilidad del resquebrajamiento de una monarquía milenaria que, según algunos expertos, no podrá resistir las influencias externas de la nueva sociedad que presiona y empuja violentamente hacia nuevos paradigmas de vida.

La incertidumbre se asoma y cada día crecerá más. ¿Habrá cambios?, ¿se desarrollará una revolución social y política?, ¿qué pasará con la nueva juventud que presiona hacia cambios sustanciales en la sociedad?

Desde el punto de vista psicológico, algunos expertos profesionales del comportamiento humano hemos analizado que a pesar de  las evidentes transformaciones que está sufriendo la humanidad, Inglaterra será unos de los últimos países de Europa que dejará su “Reino”, porque es precisamente este suceso el que fortalece la defensa de una población que ha mantenido por  milenios “un pensamiento estructurado” convirtiéndolo, a través de los tiempos, en un “ladrillo” difícil de romper, porque existe una ilusión de dignidad y majestuosidad que el hombre necesita mantener en vida, siendo para los ingleses su bandera, su himno y su lema.

Inglaterra enfrentará un nuevo impacto psicosocial, como lo ha estado haciendo hasta ahora, pero esta vez será de una nueva adaptación a lo desconocido, a lo nuevo o simplemente a aquello que algunos no quieren cambiar y que otros pretenden como una oportunidad de cambios.

En definitiva, el impacto será en realidad la adaptación de un mismo guion con diferentes personajes y escenografías; y el efecto psicosocial más fuerte será el de la influencia de los grandes acontecimientos que están sucediendo en el mundo que el del cambio de un Rey.

 

¿Qué le pareció esta noticia?


Importante 0%
Interesante 0%
Útil 0%
Confuso 0%
Nada importante 0%
SEGUIR LEYENDO
ÚLTIMAS NOTICIAS