REPROGRAMACIÓN

Hacia la hipnosis alternativa

Hacia la hipnosis alternativa
viernes 09 de septiembre de 2022

Cada individuo necesita su propia creación, necesita construir su propia película, la que ha de “calzar” en su “huella digital”. Necesita constantemente una reprogramación para no quedar atrapado en las redes de la emocionalidad.

 

En el mundo actual existen más de siete mil millones de habitantes, de la misma manera encontramos más de siete mil millones de huellas digitales, es decir, que cada ser humano posee una identificación original y única. Esto nos indica que no existen “fotocopias de personalidad”, sino puntos de coincidencia.

¡El poder de la mente humana es ilimitado! Cuando hablemos de “Psicología”, debemos saber el origen de la palabra, en griego significa “estudio del alma”, ya que esto nos señala que la Psicología asocia la mente con el alma. Platón y Aristóteles, así lo corroboraban. Posteriormente, aparecen entre las distintas corrientes de la Psicología, los “conductistas” que van a distorsionar el verdadero concepto, basado en el hecho de que para ser respetado como “ciencia” debía ser alejado del “empirismo”, lo que no era medible no interesaba, por lo que comenzó a estudiarse en algunas “corrientes” bajo el concepto de “la conducta del hombre…

Carl Yung, psiquiatra y discípulo de Sigmund Freud, incursionó en la relación del alma en los procesos del comportamiento humano e incorpora nuevamente al “alma” como pieza trascendental en los procesos del desarrollo emocional humano a los que le denominó: “el subconsciente”.                                                                        Posteriormente se pudo comprender (solo por pocos) que el subconsciente representa al alma.  Si seguimos buscando,  vamos a encontrarnos con filosofías ancestrales que refuerzan y exaltan la importancia de considerar algo más que la mente del hombre y su comportamiento, algo que no es tangible ni visible, que ha sido mencionado en cada una de las distintas filosofías y que científicamente ha sido comprobado por la Física Cuántica: La Hipnosis.

Así mismo, de la sabiduría que hemos recibido de filosofías y ciencias, esto  ha invitado a los nuevos profesionales, estudiosos de la Psicología y auxiliares a aceptar y lograr entender que la estructura y composición del Universo está formado básicamente por dos fuerzas opuestas, y que toda formación lleva consigo dichas fuerzas, similarmente en la estructura humana: el cuerpo y el alma, son parte de dicha oposición.

A todos aquellos estudiosos, profesionales y científicos de cada una de las distintas ramas y orientaciones de la ciencia de esta Nueva Era, les atañe de alguna manera y les es necesario incorporar estos conocimientos para diagnosticar, descubrir, concluir u orientar sus propios pronósticos y para ser más asertivos y eficaces en sus propósitos.

La sensación de tiempo es cada vez más corta y la velocidad con que se producen todos los acontecimientos son como “flash” que se prenden y apagan asemejándose a los cometas en el espacio sideral que aparecen a velocidades vertiginosas, caen y desaparecen. Esto ha producido una notable “estrechez” en el libre albedrío del hombre, una de las cualidades más extraordinarias que recibió del Creador.

La hipnosis avanza vertiginosamente con la esperanza de sanar la mente humana adaptándose a la velocidad y complicidad de las influencias del entorno que cada vez más pretenden estrechar las mentes induciéndolos a pensar, comunicarse y actuar desde la escasez y no desde la abundancia existente en la propia creación.

Toda terapia de hipnosis requiere de un proceso y en todo proceso lo importante son los resultados, cada persona tiene un proceso de sanación diferente “que ha de calzar en su propia huella digital”. La paciencia es la medicina permanente que necesitamos para llegar exitosamente hasta el final. Hace falta mucha paciencia para esperar con calma a que pasen las tormentas con que nos enfrentamos a lo largo de la vida. El apuro y la impulsividad son aspectos negativos de la escasez de la paciencia. Para alcanzar la purificación espiritual de cada individuo, es necesaria una extrema paciencia, aunque tome mucho tiempo, todos los esfuerzos puestos en ello forman parte del proceso de purificación.

La mayoría de las pasiones se presentan en forma de urgencias. En la antigüedad le llamaban: “El viento tormentoso del malvado.” Son fuerzas que buscan someternos y solo la paciencia nos permite capear el temporal.

Los invito a acompañarme en este tenaz pero seguro camino que ilumina como una antorcha nuestro respetado y merecido “libre albedriío”. ¡Hay que recuperarlo!...

¿Qué le pareció este artículo?


Interesante 0%
Indiferente 0%
Nada interesante 0%
SEGUIR LEYENDO
ÚLTIMAS NOTICIAS