EUROPA

Suecia aprovecha sol de 24 horas para mover su economía

Suecia aprovecha sol de 24 horas para mover su economía
viernes 26 de agosto de 2022

En algunas partes del norte de Europa, la gente no tiene que imaginar cómo es que el Sol brille las 24 horas del día porque es una realidad. También lo es todo lo contrario: oscuridad las 24 horas, donde el sol no se asoma por encima del horizonte.

Antiguamente, esto significaba que en Suecia, cuya economía solía centrarse en la agricultura, la vida giraba en torno a las estaciones, y gran parte del trabajo se realizaba en verano.

Suecia era un país increíblemente pobre, pero ahora -con un PIB per cápita de más de 60.000 dólares - el Banco Mundial lo ubica en el rango de ingresos altos.

Aún así, la luz natural sigue desempeñando un papel importante en la economía, desde las energías renovables hasta el turismo, la hotelería y la vida laboral tradicional de la población indígena del norte de Suecia.

La luz es muy importante en la cultura escandinava y sueca. El norte de Suecia tiene períodos del año en los que no hay luz durante el invierno, mientras que en el verano hay abundancia de luz y son los momentos más productivos.

Hace dos siglos, en el pasado agrícola de Suecia, las personas debían hacer todo lo posible durante los momentos de luz. De lo contrario, en invierno no tendrían los recursos necesarios para seguir viviendo.

A mediados del siglo XIX aparecieron las lámparas de queroseno, seguidas unas décadas más tarde por la bombilla eléctrica. Y con ellas, la economía sueca se transformó. Se podía trabajar en períodos de oscuridad e incluso leer, lo que aumentó las tasas de alfabetización.

Esa economía moderna creció a un ritmo acelerado y convirtió a Suecia en uno de los países más ricos del mundo.

En 2019, los consumidores en Suecia gastaron en servicios de alimentos, incluidos varios tipos de restaurantes, cafés y bares, unos 13.000 millones de dólares, y durante los 10 años previos a que el coronavirus golpeara al mundo, el país registró una tasa de crecimiento anual superior al 4%". Y se estima que Suecia crecerá a esta misma tasa cada año en el futuro previsible.

El sol de verano es parte integral de algunos sectores de la economía. Después de trabajar, en el verano sueco todavía queda mucha luz del día para hacer actividades al aire libre.

En los bares y restaurantes de verano, cada hora adicional de luz del día cuenta, especialmente cuando se tiene un negocio que se basa en sociabilizar al aire libre. En verano la gente gasta más dinero porque está más tiempo fuera de casa.

Desde principios de octubre hasta finales de marzo se tiene un invierno muy duro y un período oscuro, por lo que la gente prefiere estar en casa la mayor parte del tiempo. A principios de abril, la gente sale afuera y disfruta de la luz y del Sol.

Cuanto más al norte más largo es el invierno, por lo que esto significa que dependen mucho de los meses de verano para la vegetación, pero también para la diversión.

El extremo norte puede tener nieve hasta mediados de mayo y, tras un par de semanas, están en pleno verano. Durante este período, los hoteles, bares y demás intentan generar suficientes ingresos para sobrevivir el resto del año.

La infraestructura turística de verano en el norte de Suecia está bien instalada.

Abisko, 200 kilómetros al norte del Círculo Polar Ártico en la Laponia sueca, es hoy en día un popular destino turístico para ver el sol de medianoche.

Durante más de un siglo ha atraído a excursionistas y amantes de la naturaleza.

El turismo de montaña en Suecia va de la mano de la industrialización. Debido al carbón, el ferrocarril llegaba aquí a fines del 1800. Y a partir de 1900 la gente viajaba a Abisko buscando la naturaleza.

El sector turismo en Suecia se ha convertido en parte valiosa de su economía. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la industria turística sueca creció 6% en 2018 y sumaba 30.000 millones de dólares. Y tras la pausa por la pandemia, los turistas están regresando.

La luz no solo tiene un impacto en la economía turística del norte de Suecia. También es parte integral de algunas actividades económicas muy tradicionales, especialmente cuando se trata de ganado y animales.

El sol de medianoche le brinda energía a los animales y hace reverdecer los campos de los que se alimentan. La población local usa esa luz para trabajar y llevar los renos a los corrales.

Los renos son importantes en la cultura sueca, en su estilo de vida, además que el principal ingreso es la venta de la carne de reno.

De otra parte, desde las tradiciones antiguas hasta la tecnología moderna, la luz también impulsa la economía hacia el futuro.

Suecia planea generar toda su energía a partir de fuentes renovables para 2040, y aunque la hidroeléctrica y la eólica proporcionarán gran parte, la energía solar es cada vez más importante.

Se espera que la capacidad total de energía solar para este año 2022 sea de 2 gigavatios, similar a la que producen dos reactores nucleares, lo que representa un aumento de 2.000% desde 2015.

Hay también un negocio que está floreciendo y son los hoteles de hielo. Hay dos: uno permanente y otro temporal, que se construye desde cero cada otoño.

Para asegurarse de que haya suficiente hielo para el trabajo de construcción anual, se almacenan grandes cantidades durante todo el año, y el sol de verano es una parte fundamental del proceso.

El hotel de hielo Icehotel 365 está abierto todo el año y para mantenerlo congelado se utiliza energía solar.

Durante 50 días seguidos tienen sol todo el tiempo, lo que genera energía a través de paneles solares para poder mantener el almacén helado.

Su interior se mantiene a una temperatura constante de -5 °C a través de refrigeración, también generada con energía solar.

Temas de esta nota

¿Qué le pareció esta noticia?


Importante 0%
Interesante 0%
Útil 0%
Confuso 0%
Nada importante 0%
SEGUIR LEYENDO
ÚLTIMAS NOTICIAS